Make your own free website on Tripod.com
Pauta

Home

Espiritualidad
Historia
Avisos
Pauta
Discípulos
Actividades
Fraternidades
Fraternidad Misionera Verbum Dei

Pauta escrita de oración semanal:
Pascua. Mayo 17.

Clic aquí para descargar la pauta.

Palabras de Jaime Bonet este 17 de Enero:
Desde un profundo agradecimiento a nuestro Dios nos unimos en oración a la Trinidad y Maria nuestra Madre Misionera por el camino que hemos recorrido desde aquel 17 de enero de 1963, fecha entrañable en la que recordamos la fundación e inicio de vida del Verbum Dei.
Mi Buen Dios, mi Trinidad adorada,
Poder sentir vuestra Vida Señor,
Gustar ya en mi ser el divino olor,
Es vida eterna ya experimentada
Y es Vida por todos la más deseada,
De cielos y tierra el máximo valor,
Todos a tientas buscan calor,
Cual fuera mi ser del cielo embajada
Donde inscribir ciudadanos del cielo,
Ya estado en mi vida el Reino de Amor,
Junto con Vos de aquí toma vuelo,
Como de paso ya en el mortal suelo,
Tan cerca de Dios, con todo fervor,
Cantamos sus hijos su ardiente anhelo.
(P. Jaime Bonet Bonet, Fundador)
Podemos reconocer en las páginas de nuestra historia la mano providente de Dios que, como un artista atento y delicado, va dando forma a su Obra.
Nuestro Dios no ha cesado de orientar, paso a paso nuestro peregrinar y hoy, 17 de enero de 2003, después de estos cuarenta años de historia , igual que el Pueblo elegido de Israel, pueblo pequeño y pobre, nos sentimos congregados en un mismo espíritu de amor agradecido, por el amor de Dios que renueva su llamada en nosotros a ser una gran familia misionera que anuncie el Evangelio con la vida y la palabra. Por eso, nos disponemos a responder con alegría a la misión que se nos ha confiado.

Hoy es para toda la Familia Verbum Dei un motivo especial para unirnos a María, nuestra Madre y Madre de la Iglesia en un Fiat renovado y con entusiasmo acercarnos a Ella, para que en medio de las dificultades y debilidades invirtamos nuestra vida en esta preciosa misión; formar discípulos de Cristo de entre todas las gentes de la tierra y hasta los confines del mundo.
Me ha sido dado todo poder en el cielo y en la tierra. Id pues, y haced discípulos a todas las gentes (Mateo 28, 18-20).